• Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino
  • Trino

Ámbito geográfico (Municipios)

El Territorio Nordeste de Salamanca es un lugar de encuentro de paisajes y culturas poco conocido. Varias comarcas naturales e históricas crecieron bajo la influencia de distintas villas y ciudades. Entre ellas no es fácil distinguir grandes cambios de paisajes, pero cada una tiene sus matices propios. Hacia el oeste se distinguen la Tierra de Peñaranda, con Peñaranda de Bracamonte como cabeza de comarca y de todo el Nordeste, y su vecina la Tierra de Cantalapiedra, villa con mucha historia en una encrucijada de calzadas y cañadas. Son paisajes dominados por las campiñas cerealistas y las huertas en las vegas cercanas a los pueblos. Las Villas es una comarca de transición, entre La Armuña y las tierras de Cantalapiedra y Peñaranda, dedicada hoy especialmente a la agricultura de regadío.

Una parte del sureste del territorio perteneció a la Tierra de Alba de Tormes. Al norte de la capital provincial, y hasta los límites con la provincia de Zamora, La Armuña se extiende entre cultivos de secano, con zonas de regadío, y montes de encinas y de pinos. Se distinguen la Armuña Alta y la Baja.

La parte occidental perteneció durante siglos a la Tierra de Ledesma, entre encinares y alcornocales, acompañando a un Tormes que baja sin demasiadas prisas entre sus meandros. Finalmente, al sur del territorio se encuentra una “microcomarca”: La Armuña Chica, grande por sus paisajes típicos de la dehesa salmantina.

Dos paisajes dominan la mayor superficie del Nordeste salmantino: al este los llanos ondulados, con predominio agrícola de cereal y regadío; al oeste, las dehesas o montes ahuecados, con economía esencialmente ganadera. El rincón noroeste enseña el mayor alcornocal de Castilla y León, oteando desde sus cimas otros espacios de nuestro territorio y del sur de Zamora.

El río Tormes sirve de arteria para los valles de nuestras comarcas, salvo una pequeña área al nordeste del Nordeste, que vierte al Duero a través del río Guareña. Estos valles conservan también bosques de ribera y bosques-isla —encinares, pinares, montes mixtos— en medio de los campos de cultivos.

También entre las dehesas se hallan verdaderos reductos de cultivos y de pastizales deforestados, como piezas de un mosaico de ecosistemas reconocible en el paisaje.

Otros lugares se refugian dentro de estos grandes grupos. Entre ellos están los escarpes y los humedales, desde las modestas fuentes hasta los embalses. También se encuentran ambientes de suelos ligeramente salinos, con sus propias plantas adaptadas, y el hábitat doméstico de las gentes crea a su vez entornos diversos.

 

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)

Síguenos en:

Síguenos en FacebookSíguenos en FlickrSíguenos en wikilocSíguenos en Youtube

Castilla y León es vida

Próximas actividades

III CERTAMEN INTERNACIONAL DE FOTOGRAFÍA ORNITOLÓGICA

III CERTAMEN INTERNACIONAL DE FOTOGRAFÍA ORNITOLÓGICA, en el marco del producto de…

TRINO en MADbird Fair 2017

TRINO de nuevo presente en la MADbird Fair 2017, IV Feria Internacional de Observación de…

FIO 2017

Un año más TRINO ha estado presente del 24 al 26 de Febrero de 2017, en la Feria…
Abejaruco_089_34_Jorge_Remacha.jpg